Elliot Fernandez
*Avís de cookies: utilitzem cookies de tercers per millorar la gestió d'aquest web.

Facebook i l’activisme social

És Facebook una bona eina per l’activisme social? Hom podria pensar que si. Només en un sol click qualsevol usuari es pot afegir a un grup en defensa d’una espècie animal en perill d’extinció o en suport dels drets humans a la Xina. Amb aquesta acció esdevenim activistes socials? Activisme social és estar davant d’una pantalla d’ordinador? Perquè tal com explica Àngel Ferro:

Organizar una asamblea, convencer a tus conocidos para que se afilien a un partido o a un sindicato, participen en una campaña o acudan a una manifestación –todo esto difícil y en ocasiones hasta muy difícil: requiere de dedicación, constancia y esfuerzo, con frecuencia ni siquiera se logran los objetivos. Es el tipo de compromiso que puede acarrear rechazo social y dificultades laborales. Muchos abandonan. Crear un grupo de Facebook a favor o en contra algo, por trivial que sea, es por lo contrario muy fácil.

Facebook ha ajudat a mobilitzar a la gent en favor de determinades causes. Però això no vol dir que esdevinguin activistes socials en potència. L’activisme social és molt més que això i requereix temps, presència al carrer, constància i molt d’esforç.

Segons Àngel Ferro si acaba triomfant el “model Facebook”:

De seguir el modelo de Facebook, los movimientos sociales pueden contribuir a un mundo de mónadas que más que navegar por Internet chapotean en sus aguas estancadas mientras las calles permanecen vacías, una alarmante imagen advertida por Noam Chomsky en Fabricando consenso. Es más: «[Facebook] desplaza nuestras energías de las organizaciones que promueven la actividad estratégica y disciplinada hacia aquellas que promueven la flexibilidad y la adaptabilidad. Facilita que los activistas puedan expresarse, pero dificulta que esa misma expresión tenga un impacto. Los instrumentos de las redes sociales están notablemente preparados para hacer que el orden social existente sea más eficiente. No son un enemigo natural del status quo. [Claro que] si eres de la opinión de que todo lo que el mundo necesita son reformas y paños calientes, esto no debería causarte ninguna preocupación.» Por supuesto, nadie está defendiendo que se abandonen las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, ¿pero por qué deberían los movimientos sociales emplear una plataforma en manos de una empresa privada como Facebook cuando existe una herramienta de comunicación mucho más democrática como Indymedia y otras redes más seguras como Lorea, Elgg o Diaspora, en la que los usuarios mantienen el control de sus propios datos?

Per cert si no han vist “La red social” ens hi recomano. I molt recomanable llegir la crítica que fa de la pel·lícula l’amic Oriol al seu blog.

L'autor: Elliot Fernandez

Enllaç permanent: https://elliot.cat/facebook-i-lactivisme-social/