Elliot Fernandez
*Avís de cookies: utilitzem cookies de tercers per millorar la gestió d'aquest web.

Pepe Escobar sobre el cas Wikileaks

Salvador López Arnal entrevista per Rebelion.org a l’analista Pepe Escobar per parlar sobre les repercussions de les filtracions de Wikileaks. Destaquem alguns fragments:

¿Qué cuestión es esa?

Casi todo el tsunami global de comentarios alrededor del “cablegate” [el Watergate de los cables] ha pasado de largo. ¿Por qué esa fuga de telegramas diplomáticos? De hecho, no hablan directamente de las guerras del Imperio. Gran parte de los cables son chismorreos, charlatanería de telenovela y de la prensa de escándalos pop.

Muy bien, perfecto. Ésta es la manera de Assange de ilustrar la conspiración. Nos está mostrando que una minoritaria y envejecida élite nos gobierna, en nombre del interés general, de acuerdo con informaciones a las que sólo ellos tienen acceso y no, en cambio, los ciudadanos.

¿Crees que a raíz de la publicación de estos papeles puede haber algún conflicto entre el gobierno USA y sus aliados? Por ejemplo, el primer ministro italiano no queda muy bien parado. No es el único. Zapatero es tildado, qué cosas, de “izquierdista trasnochado”.

Es interesantísimo escuchar lo que dice un viejo topo de la Guerra Fría, que fue asesor de seguridad nacional de Jimmy Carter a finales de los setenta, Zbigniew Brzezinski. En una entrevista a la PBS estadounidense, el doctor Zbigniew dijo que el “cablegate” está “seeded”, sembrado, con informaciones “sorprendentemente precisas”, y que hacer este “seeding” es muy fácil.

Ejemplo de ello: los cables que dicen que los chinos están inclinados a cooperar con los EEUU en una posible reunificación de las Coreas sobre el liderazgo de Corea del Sur. En mi artículo anterior, al que antes hacías referencia [3], dejé claro que esto es “wishful thinking”, simple pensamiento desiderativo de los estadounidenses oficialistas.

El Dr. Zbig sostiene que Wikileaks “puede estar recibiendo material de sectores de inteligencia interesados que quieren manipular el proceso y obtener objetivos muy específicos”. Podría ser, sin duda, que fuerzas y elementos del interior de los EEUU quieran perjudicar al gobierno de Obama. Pero el Dr. Zbig sospecha también de “elementos extranjeros” y el primero de la lista no podía dejar de ser el estado de Israel.

Enllaç a l’entrevista complerta.

L'autor: Elliot Fernandez